Los conformistas son bienvenidos en cualquier parte, porque nunca tienen problemas con lo genérico, lo uniforme, lo universal, lo seriado o mas de lo mismo. Por eso nosotros preferimos a los demandantes, perfeccionistas, exigentes, los que buscan lo diferente, los que quieren algo mejor. Porque son ellos los que cumplen sus sueños, van hacia adelante sin dudar y solo miran atrás para saber cuánto han avanzado. Ellos, como nosotros, creemos que podemos optar por algo mejor, diferente, único y distinto a todo lo demás.

Somos inconformistas, somos idealistas, buscamos lo exclusivo, lo inimitable, lo que no se ha hecho antes.

Somos Inspira.